miércoles, 18 de noviembre de 2009

El Chopo...

El chopo, fue el 20 de marzo de 1999, llegue tarde serian como las cuatro, me costo trabajo salir de casa. Como cada sábado desperté en el chante de algún desconocido esperando la hora en la que el metro abriera, llegando, la cruda hacia lo suyo y los gritos de mi madre empeoraban el terrible dolor de cabeza, yo no sabia si seguir sentado escuchando las miles de recriminaciones que salían de la boca de ella o imaginarme que, al final del regaño me levantaría, abriría el refri y solo me empinaría la cerveza que, seguramente mi padre había dejado.
Lo segundo no llego porque justo cuando me disponía a ir por la cerveza, mi madre me daría una tremenda cachetada que me volteo no solo la cara sino también el estomago, así que termine vomitando los pies de mi madre que asustada pedía perdón, yo levante la mirada y escupí al piso y camine a mi cuarto- pobre vieja- pensé.
Me había bañado, me peine y hasta me lave los dientes antes de partir y de pronto ahí estaba la banda compartiendo una chela.
La mire y recordé que a esa chica no la conocía, así que me acerque, salude a la banda y de pronto detrás de esa lata que parecía lanzallamas se notaban sus ojos y una sonrisa que sacaba el humo de una piedra.
De eso hace diez años, el año pasado mi ritual sabatino no fallo y de nuevo estabas ahí, solo que ahora ambos un poco diferentes, serian los años, hoy uso lentes y no es precisamente por vanidad, en cambio tú, tu mirada sigue intacta aunque ya no usas el mismo vestido verde con el que te vi por vez primera, aunque el tiempo haya pasado te veo igual.
Es solo que ahora en la soledad de mi casa, ahora te necesito mas. Ahora que ya no puedo despertar en cualquier lado, que una cruda me derrumba, ahora apareces así nomas.
Ahora que tienes un pasado quieres que hagamos un presente, un presente con tu pasado.
Ahora es más difícil, mis huesos no soportarían el puño de tu marido, y dices que me amas y dices que me necesitas y dices que no hay posibilidades; es todo con todos o nada.

2 comentarios:

Zully dijo...

Nombre... eso de encontrarse con antiguos amores o enamoramientos es la peor cosa que nos puede suceder cuando alguna de las partes desea volver para perpretar lo que en antaño no se atrevierón a hacer... patetico..

la MaLquEridA dijo...

Situación difícl en realidad... compleja.

Etiquetas