sábado, 21 de noviembre de 2009

El Rey chiquito

Hace mucho pero mucho tiempo, que en un lugar llamado Mexicaltzingo de las Tunas, existía un rey; dicho rey se llamaba Jelipe, originalmente sus padres le habían llamado Felipe pero por un error en registro civil -la secretaria era sorda- le pusieron así: Jelipe.
Él creció, bueno lo que se pudo, con una severa crisis de identidad, porque además del nombrecito, su tamaño no le ayudaba mucho que digamos, la cosa es, que para remediar ese defectillo decidió volverse nerd, sus compañeros le hacían burla; ya saben el típico frustrado que no sabia defenderse, así que estudio Derecho para así poder algún día velar por los derechos de los oprimidos, reprimidos y discriminados nerds que como él habían sufrido tanto.
Un día, se encontró camino a casa a un hombrecillo, era un duende o al menos así le decían en el barrio, ese duende -tal vez por sus botas puntiagudas- era un pobre campesino apenas y tenia unas cuantas tierras donde cultivaba café, el cual comercializaba en pequeños paquetes para distribuir mas fácilmente la mercancía.
El duende, le dejo manejar sus negocios y Jelipe se gano su confianza así que un día lo hizo rey.
Jelipe ya en el poder comenzó a volverse avaricioso, a aquellos que en la escuela se burlaron de el los mando golpear, a las chicas que no lo pelaron las puso a hacer telenovelas y a las que mas guardaba rencor las enviaba con una señora que era conocida como Elba, o por su apodo “ la mamá de Chucky”.
Un día el monarca del reino vecino cometió un grave error y su economía se vino abajo, hundiendo a este reino en la pobreza, todos sus habitantes comenzaron a ver como los precios de las cosas comenzaban a subir, los sabios de otros reinos le decían a Jelipe que estaba mal, que por que cobraban altos impuestos si su pueblo estaba sumido en la pobreza, pero Jelipe no hacia caso, sus oídos solo escuchaban a sus consejeros que en realidad eran una bola de cerdos mantenidos.
¡Jelipe se volvió loco, Jelipe necesita ayuda, Jelipe perdió el control!
¡Hay que cambiar a Jelipe!
Si alguno de ustedes sabe como puede continuar esta historia ayúdenme por que la neta es que ese Jelipin me esta sacando de mis casillas y ya no se como hacer que solucione este desmadrito que armo.

2 comentarios:

Zully dijo...

A la horca con el y el puto panzón de su consejero.... no hay más!!!

la MaLquEridA dijo...

No, no sé que hacer con él.

Etiquetas